jueves, 3 de agosto de 2017

Entrevista: Lux in Tenebre

Lux In Tenebre son una buena muestra de los que se cuece en la escena albaceteña que tan buenos grupos nos está dejando actualmente.
"Miserere Nobis" es el segundo trabajo el cual nos presentan Tomás (vocalista), Jose Manuel (guitarrista) y Domingo (bajista).



En Albacete está surgiendo una gran escena que cuenta con diferentes bandas de diversos estilos cada una en un primer nivel nacional como es el caso de Centinela en el Heavy más clásico, Angelus Apatrida en el Thrash o Niobeth en el Gótico. ¿Por qué este auge? ¿A que creéis que se debe?
Tomás: Si te digo la verdad, no tengo ni pajolera idea (risas) Pero llevas razón, mucha gente nos lo comenta, que está surgiendo de la escena metalera de Albacete, muchas bandas que poco a poco nos estamos haciendo un nombre en el panorama nacional. Unas ya consagradas como Centinela y Angelus, y otras en camino como Niobeth o nosotros mismos.
José Manuel: Se debe a que cada vez la música interesa más en Albacete y entre los mismos jóvenes de la ciudad la vamos promoviendo, siempre ayudados y sustentados por gente de generaciones anteriores, que ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo (muchas veces nada reconocido y poco gratificante) con muchos menos medios que nosotros, a hacer de Albacete una ciudad con una buena escena musical. Aún así no dejo de ser crítico con aspectos como la práctica inexistencia de salas de conciertos en la ciudad y el elevadísimo precio de las que tienen unas mejores instalaciones.
Tenemos mucho que mejorar en el panorama musical Albacete, pero quizá por eso sea aún más interesante para los 'nuevos' grupos, tirar del carro e intentar salir a delante.

Albacete es una provincia relativamente grande. ¿Vivís cerca unas bandas de otras? ¿Hay buen 
rollo entre las bandas albaceteñas y os movéis conjuntamente o vais por libre?
Tomás: Tan cerca que ensayamos los cuatro grupos en la misma calle del mismo polígono (risas). Por ejemplo, Angelus ensayan en el local de al lado (risas). Respecto a lo del buen rollo entre las bandas… no sé, en Albacete, hay que cogerlo todo con pinzas, en cuánto destacas un poco ya te miran con recelo, y si no haces lo que les gusta, eres un flipado. Parece que no, pero es un tema muy serio aquí. Por otro lado, sí que hay bandas que se apoyan unas con otras, pero por orden general, no es lo común; y esto se ve en el público que va a tus conciertos; ya que suele ir muy poca gente de las bandas amigas, a verte, suelen ir embajadores de estas (risas).
Domingo: La verdad es que más bien cada banda va por libre, esto no quiere decir que haya malos royos ni nada de eso, pero tampoco vamos juntos a mear (risas). Hay muchas bandas y mucha variedad de estilos y eso también influye en que no haya excesivos acercamientos, aun así hay ocasiones en las que varios grupos se juntan y hacen algún tipo de festival, como por ejemplo nosotros en nuestro último concierto de la anterior gira.

Centrándonos en vosotros. “Miserere Nobis”, una portada un tanto apocalíptica, nombres de los temas como “Jugando a ser dios”, “Djhad”, “Falsa Creencia” parecen llevar un mensaje relacionado con lo divino. ¿Qué concepto se esconde tras este disco? ¿Lleva algún mensaje central?
Tomás: Es un álbum conceptual, que no va solo dirigido a lo divino, es más, "Jugando a Ser Dios", no tiene nada que ver con la religión (va de la facilidad que tienen algunos mandatarios mundiales, en apretar un botón y arrasar una población). El disco entero es una crítica social, es un disco muy social. Los temas hablan de religión, política, situación del mundo, violencia; pero visto desde un punto de vista modesto, en el que he querido plasmar mi descontento con el dejarnos dirigir por todo; cuándo la culpa de lo que nos pasa, es por culpa de las personas que seguimos. "Miserere Nobis" significa “Ten piedad de nosotros”.
La portada en sí muestra algo apocalíptico, como mencionas, profético, de cómo va a terminar el mundo si seguimos dejándonos llevar por todos, menos por nuestros sentimientos.

Musicalmente seguís con un sonido aún no definido, moviéndoos en temas que recuerdan a un Heavy más clásico, en otros un Power con gran influencia progresiva en los teclados e incluso añadiendo voces guturales mas propias del Death. Sin duda esa amalgama de sonidos es lo que va formando el sonido personal de Lux in Tenebre ¿Creéis que en este disco se ha dado un paso adelante confirmando vuestra personalidad o todavía estáis buscando un sonido 100% L.I.T.?
José Manuel: Nunca podremos decir que hemos consolidado al cien por cien nuestro sonido, porque un grupo nunca deja de evolucionar. Creo que el sonido se ha "unificado" con respecto a "Cenizas", que contenía temas más variopintos; aún así mi opinión es que en la variedad está el gusto y no me gustaría que llegase un día en que escuchase una grabación de mi banda y todo me sonase igual. Recibimos muchas críticas (tanto buenas como malas) acerca de la variedad de estilos con los que nuestra música está en contacto y no me parece salvo enriquecedor. A día de hoy creo que se podría distinguir fácilmente una canción nuestra porque si tenemos muchos tintes muy personales.
Tomás: Yo pienso que esto es 99% L.I.T. No podemos encasillarnos en ningún estilo. Lo nuestro es hacer Heavy Metal, y tocar todos los palos, ya que cuándo, por ejemplo, yo compongo no me paro a pensar en ninguna estructura fija o estilo… hago lo que me apetece y me gusta, Heavy Metal. Habrá gente que le llame Power, Doom, Thrash, Death… pero hoy en día, todo suena a lo mismo, y pienso que esto no sucede cuándo escuchas “Miserere Nobis” Cada tema es distinto a los demás, unos más duros y otros más rápidos y "happys", pero todos distintos, no habrá nadie que pueda decir que todas las canciones suenan iguales.

En este disco tu forma de cantar es mucho más estridente en las partes más agresivas, forzando los agudos hasta el límite dejando más clara tus debilidades por José Cano (Centinela) o Leo. ¿Estas de acuerdo en ello? ¿Es algo buscado intencionadamente por los temas o simplemente es lo que pedía la canción?
Tomás: Las comparaciones son odiosas (risas). Yo te agradezco de corazón que me nombres junto a José Cano y Leo, pero hoy en día creo que mi voz suena a Tomás Quilez (risas), es más, odio las imitaciones, y Leo en sí, tiene miles en España. Si que puedo afirmar que es uno de mis ídolos, al igual que José Cano, pero esto es algo que quiero dejar muy claro. Yo soy Tomás Quilez, nadie más, para bien o para mal (risas). Los temas… pues en los temas que son míos, salen así… porque el 80% de mis temas, se originan de una melodía de voz, por lo que es la música la que se ha amoldado a esta. Respecto a los temas de José Manuel, varias veces he amoldado la voz a su tema, como él lo quería. Por lo que nunca hemos forzado mucho, las cosas han salido esporádicamente, y a gusto de la interpretación.

El disco es autoproducido, sin embargo veo que Moluscos Discos se encarga de la distribución. ¿En qué medida se implicara con la banda?
Tomás: No vas mal encaminado (risas), pero la distribución corre a cargo de Gork. Molusco Records es una discográfica que ayuda a bandas a autoproducirse y editarse sus propios discos… y ya. Siempre están ahí, ayudándonos en lo que haga falta, recomendándonos a promotores u organizaciones que busquen en su plantilla de bandas, etc… Pero tenemos el control absoluto de todo lo que hacemos hoy en día. Y es muy de agradecer.

¿Os resulta mas cómodo grabar en vuestro propio estudio, Metal Mirror Studios, o es cuestión monetaria?
José Manuel: Ambas cosas son igualmente aplicables a este disco. En Metal Mirror podemos "echar" todas las horas que queramos, repetir las tomas que sean necesarias, adaptar completamente el planning de grabación a la situación personal de cada miembro... realmente grabar en tu propio estudio es lo más cómodo con diferencia. Por ejemplo, el método de grabación que hemos seguido para "Miserere Nobis" ha sido muy diferente a 'Cenizas'. Mientras el primero se grabó mayormente en ratos libres de cada miembro, en el segundo, al haber grabado en verano, hemos podido hacer sesiones intensivas de grabación, que en mi opinión han resultado mucho más productivas.
En cuanto al tema monetario, quizá para el siguiente disco, nos planteemos masterizar o incluso también grabar en un estudio que no sea Metal Mirror, puesto que queremos tener grabaciones en las que participen terceras personas para evitar vicios en nuestro sonido, pero en esta ocasión tampoco nos lo podríamos haber permitido, puesto que ya llevamos muchos gastos muy grandes en rueda.

Sin embargo las voces creo que las has grabado o ibais a grabarlas en los estudios de Centinela…
Tomás: No. Era mi idea inicial, pero nos dimos cuenta de que lo podíamos hacer por nuestra cuenta, y a nuestro modo, sin problemas. Por lo que el disco de grabó, produjo, mezcló y masterizó en los estudios Metal Mirror por José Manuel, es lo que tiene tener un ingeniero electrónico en las filas (risas).

¿Pensasteis en algún momento que José u otro miembro colaborara en el disco? ¿Y alguna otra colaboración en general?
Tomás: Junto a la idea de grabar en el estudio de José, también estaba la de pedirle que cantara en el disco un tema. Pero la idea se desechó cuándo decidimos hacerlo todo por nuestra cuenta. Aún así es algo que nunca descartaré, porque a mí me encantaría tener a la gente de Albacete volcada en nuestra música. Para el tercero ya veremos…

Haciendo un paréntesis y viajando al pasado, venís de una experiencia en Sylvania (nada que ver con los valencianos) un poco tormentosa. Sin remover el pasado, desde que se formo Lux in Tenebre ¿cual ha sido el momento más duro o cual es vuestra peor experiencias? Ya sea en directo, estudio, con otras bandas, con alguna sala, manager, promotor…
Tomás: La más dura, la de estar en el local de ensayo sin baterista, y ver que avanzan los temas y el grupo, pero no podemos hacer nada. Todo se solucionó cuándo empecé a tocarlas yo, dejando de cantar, y nos dimos cuenta de que valía para la labor (risas). Y ya rizamos el rizo cantando y tocando la batería a la vez.
José Manuel: En lo personal, he de reconocer que somos un grupo muy "guerrero" (risas). Discutimos mucho por las tonterías más grandes que se puedan imaginar, sobre todo cuando algún miembro está sobrecargado de trabajo. Tenemos personalidades muy fuertes y a veces el día a día se hace un poco cuesta arriba, pero nos queremos mucho (risas). Hay que tener en cuenta que, como seguimos el método "Juan Palomo" y nos repartimos el papel de mánager, ingeniero de sonido, webmaster, etc... entre los miembros del propio grupo, las discusiones muchas veces acaban rebotando entre nosotros.
En el escenario, quizá lo más duro que pueda recordar, sea un concierto que dimos muy lejos, con muy poca afluencia y unas pérdidas cuantiosas. Prefiero no dar más datos (risas).
Domingo: Pues me vienen a la cabeza dos lugares, Fuenlabrada y Ávila, en ambos casos nos pasó algo similar, algo que suele pasar por ser la primera gira. Lo que sucedió en ambos sitios fue fruto de la mala elección de la fecha. En Ávila coincidió con que dos días después era el día de Castilla y León y claro… había puente y allí no estaban ni las famosas murallas (risas). Y en Fuenlabrada, resulta que, además de que Lujuria tocaba en Madrid, miles de personas se concentraban alrededor de las televisiones para ver el derbi entre Real Madrid y Atlético de Madrid, así que imaginad nuestras caras (risas). Pero bueno, de todo esto se aprende y ahora la gira se proyecta con un calendario delante y hasta con el santoral por si acaso (risas). 
Tomás: Y a lo de promotor, manager… más vale que no se quejen (risas) (ndr. Tomás ejerce de manager de la banda).

Hablando del pasado me gustaría comentar un par de cosas… La experiencia de la que hablábamos anteriormente acabó con la nueva formación y tú (Tomás) como batería y cantante. ¿Disteis muchos conciertos así? ¿Cómo compaginabas ambas labores?
Tomás: Pues ya te digo, al principio fue la cosa jodía, miramos qué canciones se podían tocar sin teclados (ya que inicialmente cantaba y tocaba éstos) y le dimos caña a estos. Así dimos unos tres o cuatro hasta que se metió en la banda Toñín, y ya nos fuimos intercalando temas, hasta que se hizo con todo el repertorio y a mi sin mi nuevo hobby (risas). No te imaginas lo que molaba cantar y tocar "Painkiller" (risas).

Regresando al disco. En la canción “Niebla” la letra está firmada por José Manuel (Guitarrista) 
y María José Hernández, ¿Qué relación tiene esta última con el grupo?
José Manuel: María José es mi novia. Me propuso hacer una canción con un tema similar al de "Niebla" y me pasó unos textos que yo modifiqué y cuadré para que encajasen en la línea melódica que compuso Tomás. Estoy contentísimo de que una persona tan enormemente importante y querida como María José es para mí, pueda participar en la creación de canciones para mi banda y espero poder seguir contando con su ayuda en mis futuras composiciones.

El último en entrar es Antonio Cebrián (batería), ¿que ha aportado a la banda? ¿Ha cambiado algo en la forma de componer de Lux In Tenebre?
Tomás: Te corrijo, (risas)… Antonio fue el último en entrar en la gira Cenizas… pero al terminarla, en la grabación de este nuevo disco y en la historia en general; las últimas incorporaciones (además a la vez) fueron las de Alejandro Campos a los teclados y Sergio Blázquez a la guitarra rítmica, en sustitución de Alejandro Gandía. Respecto a componer… pues el peso de la composición recae en mí, y en bastante parte también en José Manuel, ya que somos los que más afán tenemos por esta sección (risas) Aún así, las puertas están abiertas para todos, pero aún no se animan (risas).

En muchas ocasiones una versión es una carta de presentación y una forma de llamar la atención de nuevos fans, “Painkiller”, “Auschwitz”, ahora “Eyes of the Tiger” mostráis el lado más polifacético de la banda ya que ninguna versión pertenece al mismo estilo. El añadir estos temas al álbum ¿es más un regalo a los fans de la banda o es algo significativo para vosotros?
Tomás: Pues de todo un poco. "Painkiller" fue un reto de la banda, ya que en nuestra anterior etapa como Sylvania, éramos incapaz de tocarla (risas) y es mi canción favorita, por ejemplo. Lo de "Auschwitz" viene porque queríamos tocar "Spihlur" de Rammstein, pero yo pasaba de cantarla en alemán, empecé modificando la letra al castellano, y ya la cambié por completo (risas) y lo de "Eye of The Tiger", pues más de lo mismo (risas) y ojo, que para el tercer disco queremos un doble álbum de versiones (risas) amenazamos con La Macarena (risas).

Temas como “Rencor” de vuestro primer disco sonaba muy directo recordando a unos Judas, Centinela… un tema que tiene que funcionar muy bien en directo. Sin embargo para este disco seguís con temas muy largos, ¿es algo que tenéis en cuenta o no dejáis de componer hasta que el tema está cerrado sin mirar el minutero?
Tomás: Yo no llamaría temas largos a temas que duran cuatro minutos y poco. Si te fijas, el disco contiene siete temas una duración inferior a cuatro minutos y medio. Aún así, cuándo componemos no nos paramos a ver nada. Yo cuando compongo, me pongo a hacerlo, y cuándo creo que la canción está, está. Por eso lo de tener tantos géneros también. Si tengo esta idea, al desarrollo, sea como sea, dure lo que dure, hable de lo que hable. Lo más bonito de la música es la libertad total de expresión, todo sale de dentro y vería hipócrita controlar el proceso.
José Manuel: Si analizas canción por canción, hemos bajado bastante nuestra duración media (risas). Ya no tenemos canciones de tanta duración y de tantas partes tan diferenciadas como "Numancia" o "Virginia". Nunca componemos mirando al reloj. Componemos por placer y sacando lo que tenemos dentro en el momento de escribir cada nota; por ello hay canciones como "Noche de Lobos", que dura apenas tres minutos y pretende reflejar el estrés y agobio de una gran ciudad y otras como "Tu Hora Llegará", que narra una historia completa sobre una traición y los sentimientos del traicionado con gran cantidad de cambios de ritmo e instrumentación. No componemos para vender sino para disfrutar, con todas las consecuencias que ello acarrea. 



Ya que hemos hablado del directo, ¿cuales creéis que funcionaran mejor?
José Manuel: Creo que las canciones que más resultado darán serán, como es lógico, las más movidas. Cuando elegimos los temas que tocar en cada concierto, lo hacemos a conciencia e intentando que cuadren no sólo con el tiempo, sino con el público, para que se lo pasen lo mejor posible y disfruten no sólo de la música sino del espectáculo (factor que siempre tenemos muy en cuenta en Lux In Tenebræ). Las canciones que más éxito tuvieron en la gira pasada quizá fueron "Gracias a Ti", "Levántate y anda" y "Esclavos de la Noche", con las que todo el mundo saltaba como loco. Manteniendo esos temas, en esta gira, quizá las que mejor resultado vayan a dar sean "Djhad" o "Sin perdón", que también soy muy movidas.
Tomás: ¡Todas! (risas). Yo creo que la más animada en directo es "Gracias a Ti" porque además es un tema dedicado a la gente que va a los conciertos a vernos, así es que… También da mucho juego "Jugando a Ser Dios", pero ya te digo, que para mí, todas son muy buenas para el directo; qué voy a decir yo (risas).
Domingo: Por supuesto las más cañeras, canciones como "Dhjad", "Jugando a ser Dios", "Sin Perdón" o la que da nombre a nuestro segundo trabajo, "Miserere Nobis"; hacen que el público no pare de moverse, aún así, la verdad es que todos los temas están teniendo una aceptación impresionante.

Siendo una banda todavía arraigada en el underground vais a comenzar una extensa gira que os llevará a pisar numerosos escenarios nacionales. ¿Es fácil conseguir tocar en España o está la cosa muy jodida? Para bandas que empiezan lógicamente los grandes tienen más apoyo.
Tomás: Pues la cosa es fácil y jodida a la vez. Me explico. Si te mueves y le echas un par de cojones, es fácil. Yo, que ejerzo de manager en la banda, paso muchas horas delante del ordenador, con el móvil en la oreja, y es tiempo que me quita mucha vida; y que no todo el mundo en la música está dispuesto a invertir. Es fácil si te lo propones, lo jodido es proponértelo (risas). Aún así, es tan fácil como llamar a una sala, a una o dos bandas locales que quieran tocar contigo ¡ir y tocar! Esto es Heavy Metal, no tocamos para ganar dinero, tocamos por placer, por amor a esta música, y por darnos a conocer a toda España. Y acaben como acaben las arcas en Mayo, sé que estos objetivos, los vamos a lograr y con creces. A mí me llena mucho más que alguien me diga “Tío, eres Tomás In Tenebre” que ganar pasta.

¿A parte de defender el disco en esa enorme gira que otros planes tenéis?
Tomás: ¿Te parece poco? (risas). Ahora mismo nuestra meta es que llegue Mayo y nos hayan llamado para festivales, ferias y fiestas de España para el verano del 2010. Si esto sucede, querrá decir que hemos hecho bien en pegarnos tanto curre. Por lo demás, hemos sacado dos discos en un período de un año, ahora lo que toca es ir concierto a concierto, subiendo escalones poco a poco en este mundo tan difícil.

Por mi parte agradeceros el concedernos vuestro tiempo, tenéis la oportunidad de dirigiros a los lectores.


Tomás: Pues nada, ya saben que Lux In Tenebre va a pasar por muchos puntos de la península, y los que quedan por confirmar, para que tengan la oportunidad de lo que podemos dar en directo. Y sin lugar a duda, millones de gracias por toda esa gente que nos apoya, y nos rinde tiempo de su vida para escucharnos o saber de nosotros. ¡Seguid la Lux!


Raúl Sújar Pozo


Entrevista publicada originalmente en Hijos del Metal Magazine #02 en el año 2009.

No hay comentarios: